Aforismos digitales

– La literatura fue esclava durante 500 años de los libros. Ya no los necesita más.

– Soy el primero en decir: “Muerte al papel, que viva la literatura”.

– La música ya es libre, el cine ya es libre. ¿Qué le pasa a la literatura?

– Ya se inventaron los reproductores de textos electrónicos. ¿Gracias a qué extraña conspiración pueden seguir existiendo todavía los libros impresos?

– Cualquiera que recite el viejo cliché del olor de las páginas o del placer de buscar en una biblioteca, tendrá que admitir que su actitud es tan pueril como la de un nene que colecciona figuritas.

– Cualquiera a quien le interese mínimamente el acceso a la cultura, tendrá que entender que la digitalización de todo lo escrito es absolutamente necesaria.

– ¿Qué hacen las bibliotecas en este preciso momento si no es digitalizar todo aquello que guardan juntando moho en sus estantes?

– La tinta electrónica es a la literatura lo que el mp3 a la música.

– ¿Quién si no los monopolios de la edición en papel, siguen interesados en demorar lo que se cae de maduro?

– ¿Hay algo más difícil de entender que acá no se trata de la pelea entre los viejos monopolios editoriales y Amazon?

– ¿Adónde están los bibliotecarios en esta pelea? ¿Adónde, por dios, están los escritores?

7 pensamientos en “Aforismos digitales

  1. Hola Jorgito, como andas? Q bueno saber de vos y ver que estas tan creativo… te comento un argumento simple sobre el post. A mi me da muchas mas ganas de leer algo en un libro, y por otro lado le doy mas importancia.
    Un abrazo grande!

  2. ¡Qué hacés, che!!! Qué loco encontrarte por acá! Tendremos que juntarnos en Buenos Aires o tendrás que venir al Uruguay para seguir este debate 🙂
    Lo que quise decir, aunque lo hice mal, es lo siguiente: creo que cuando existen aparatos que por 70 dólares pueden brindar una experiencia de lectura igual a la del libro de papel y pueden almacenar los libros de una biblioteca entera; cuando tenemos a disposición la tecnología necesaria para generar una verdadera revolución en el acceso a la cultura escrita, y, sin embargo, vemos que esa revolución no se da, que esa revolución va muy lenta y que a veces empieza a seguir un camino digamos que nefasto como por ejemplo el del uso del DRM en las copias digitales; cuando vemos que el 90 por ciento de los libros que leemos en papel son de Random House, Planeta o Santillana, y que son estos monopolios los que no quieren dejar paso a lo digital porque todavía no saben cómo llenarse los bolsillos con lo digital; cuando vemos a Amazon afilándose los colmillos para arrasar con todo y, simultáneamente, nos encontramos con bibliotecarios, autores y lectores, que al fin de cuentas somos los que hacemos esto que se llama literatura y que, sin embargo, nos sentamos a contemplar mansamente cómo nos cagan y cómo nos van a seguir cagando; cuando todo esto pasa, yo digo que decir cómodamente que el libro de papel es más lindo, es un poco irresponsable.

  3. Me gustó aún más el comentario que el propio artículo!

    El olor y la textura de los libros para mi siguen siendo cosas bellas y emotivas que me remontan a la biblioteca a la que iba en mi infancia, a conseguir libros gratis, por supuesto! También pude leer muchos libros gratis con préstamos de amigos. Leí gratis casi toda mi vida y no es poco lo que he leído, de todos los géneros y caliaddes (seguro que muy cosas fueron realmente buenas lecturas, pero con todas gocé).

    Lo que tenemos que empzar a proteger ahora no es el olor del papel, sino que los libros sean gratis, que se puedan tomar gratis de la estantería de la biblioteca pública o que se puedan intercambiar gratis con amigos. Y en caso de que se vendan, que sean accesibles y libres, como los libros que se compran en la feria. El librero de la feria lo puede revender tranquilo sin que ningún autor ni entidad de derechos le reclame ningún canon.

    Pero hay muchos intereses en que las bibliotecas públicas no existan en Internet, porque estas lógicas llevadas a Internet cambian todo, y profundamente, en el sentido que señala Jorge.

    Por eso, atentos, a defender la lectura, no el libro en sí mismo como objeto, sino como artefacto cultural.

    • Si estoy de acuerdo con vos, en estos momentos parece que las multinacionales estan abroqueladas fabricando una represa con los derechos de autor, y como en las represas de agua, de un lado un oceano de letras y del otro lado un desierto de palabras….el muro de la represa esta hecho con dolares, codicia, mentiras y sobornos.

  4. Claro, totalmente de acuerdo con lo que dicen. Habría que encontrar la manera de que no pase por los monopolios de las editoriales, y, más importante, por los filtros(porque cuantas cosas valiosas nunca veran la luz), esté accesible, y a la vez haya una forma de que el autor pueda vivir de eso, porque a diferencia de la musica el escritor no tiene un recital como para zafar de esa manera…
    Por otro lado, yo sigo opinando que la "excesiva oferta" no es algo bueno para las personas, por una forma de funcionar que tenemos que los psicologos podemos entender muy bien. Cuando algo sobra, no lo valoramos, cuando nos cuesta algo, cuando tiene algo de especial, quizas si. Siempre pienso en el ejemplo de la musica. Antes uno compraba un disco y lo escuchaba de otra manera, le daba bola. Cuando tenes toda la discografia de una autor a un click, q se yo, hay una abundancia… lo mismo siento con las peliculas. A mi me encantaba ir al videoclub a pensar que queria ver, a descubrir algo. Suena a argumento nostalgico, pero no defiendo la vuelta de lo anterior, sino que pienso en esas paradojas en las que vivimos los humanos.
    Es como si uno tuviera a todas las minas del mundo a disposición, seria dificil elegir a "la bruja" todos los dias, me explico?
    Con respecto a la juntada, me dijo Rodo que venis para aca, ya tiene mi numero, avisen y nos encontramos!

  5. Dos cositas, Matías: Es cierto que los escritores no tienen los recitales, como los músicos. Pero sí tienen las charlas, las conferencias, los textos periodísticos o ensayísticos para la prensa y también las clases y talleres, que fueron desde siempre su forma de subsistencia. Salvo los escritores del star system, nadie vivió jamás de escribir. En Argentina, los escritores que viven de las ventas de sus libros son menos de 10. Fijate, por ejemplo, esta encuesta a escritores: http://www.elinterpretador.net/34EncuestaAEscritoresArgentinosContemporaneos.html#21
    La difusión a través de Internet de los libros permite que más gente los lea y, así, las posibilidades que tienen los escritores de generar ingresos aumentan.
    Por no hablar de que hasta Paulo Coelho está a favor de que los libros circulen en la red, porque se dio cuenta de que así aumentan sus ventas en papel.
    En cuanto a lo de la excesiva oferta, yo creo que es tarea de las bibliotecas, de los críticos, de los lectores, de los propios escritores, el hecho de generar discurso sobre los libros, recomendar unos sobre otros, evaluar, criticar, etc. Así, no todo va a dar lo mismo. Así, también puede dar gusto ponerse a elegir qué libro me bajo de Internet esta semana.
    Es decir que se puede hacer un filtrado social de esa masa infinita de obras disponibles, para que no dé todo lo mismo.
    Bueno, abrazo!!

  6. Tarde pero llegó al debate!!!!!

    Yo primero que nada que estoy a favor del libro digital!!!

    Pero no estoy en contra del libro de papel! O sea para mí es genial el Kindle. La posibilidad de por ejemplo empezar a leer un libro en el colectivo, llegar al trabajo y seguir en la página leyendolo en la compu y al volver al bondi continuar en ese lugar, es increíble. Las ventajas son muchas. Tenes acceso a muchisimos libros que de otra manera no se consiguen (si lees en ingles), tenes la posibilidad de copiar tus notas, publicar lo que te gusta en facebook, etc.

    Ahora si se pierde la inmersión que uno tiene con un libro de papel? A mi gusto no, para nada. Leer en un kindle a uno lo centra de la misma manera. Y se pueden llevar más libros. Si te vas de vacaciones te podías llevar uno o dos, pero con el kindle podes llevar 2000.

    Ahora nadie le puede quitar al libro de papel la materialidad que tiene. O el aire que le da una biblioteca estar ahí. Sin tomarlo demasiado en serio diría que el libro de papel es como la rubia en una ferrari, le da un algo más.

    En lo personal yo pienso comprar en papel sólo los libros que quiero tener en mi biblioteca y los otros los compraré en formato digital.

    PD: la discusión de lo gratis (pirata) vs lo pago quedará para otro día.

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *