Peach & Convention

Hace unos días fui por primera vez al festival Peach & Convention. 5 cosas que me gustaron:

1. Ves a los artistas laburar. No solamente los que tocan, sino también un montón de otros músicos que no tocan pero ayudan: se ocupan de los equipos, venden la bebida, juntan la basura. El decorado del escenario, hecho con tubos de luz, es una hermosa muestra de trabajo do it yourself.

2. Es un festival a escala humana. Va mucha gente, pero no es masivo. Hay quienes se acercan porque conocen a las bandas, y hay quienes justo pasan por la esquina de Durazno y Convención y se quedan un rato. La gente escucha, no grita, está tranquila.

3. Hay buena comida. No estás condenado a un ataque al hígado de hamburguesas y choripanes. Tenés comida variada, rica y vegetariana.

4. No hay estrellas. Alternan en los escenarios bandas que suenan muy bien con otras que suenan mal. Pero todos trabajan por igual. Cada cual toca lo justo y está atento a los relevos. No hay bises.

5. Es gratis. El público agradece y retribuye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *